Archivos mensuales: Junio 2014

Harley-Davidson, algo más que motos desde hace 111 años

Repasamos los principales hitos históricos de esta emblemática firma de motos americana que ha sabido reinventarse década tras década.

Si hay una marca de motos históricas que levanta pasiones en medio mundo, esa es Harley-Davidson. Parte de su fuerza icónica reside en unos diseños que la compañía ha mantenido de forma muy respetuosa desde sus inicios. Hoy, más de 110 años después, esta legendaria marca continúa evocando libertad, esa experiencia total que va más allá de sus característicos modelos de moto.

Presente en los cinco continentes, a día de hoy, la centenaria compañía con sede en Milwaukee es uno de los fabricantes más reconocidos a nivel mundial. Desde AMV queremos recordarte la historia de Harley-Davidson, así como los hitos más importantes de esta fábrica de sueños de dos ruedas que también ha contribuido al desarrollo de la industria de las motos.

Follow Harley-Davidson’s board Making History on Pinterest.

Sus orígenes se remontan a 1903, cuando William S. Harley, un joven de Milwaukee, y su amigo Arthur Davidson funda la marca que lleva sus nombres. Comenzaron utilizando sus propios diseños en el patio casero de su casa. En ese escenario, aunque doblándose el tamaño del taller original, nació su primer modelo de competición. Era el año 1904.

El ritmo de su producción en el improvisado taller fue creciendo y un año después ya habían construido alrededor de 12 motos. En 1907, y ya con su propia fábrica, esta cifra ascendería a 150 unidades. Cinco años más tarde, Bill Harley presentó el primer embrague para motocicleta, lo que fue un tremendo éxito comercial.

Estos números no dejaron de crecer. Tanto es así que en 1914, su producción superaba las 15.000 motos. Si hubo una circunstancia histórica que hizo crecer a la marca esa fue la entrada de EE.UU en la I Guerra Mundial ya que Harley-Davidson se convirtió en el proveedor oficial de vehículos de su ejército.

En 1916, su popularidad ya era bastante importante y la marca publicó The Enthusiast, la primera revista oficial de la marca. Con esta revista se aseguraban la información a los pilotos de los Harley sobre motocicletas militares.

En 1919, la mítica casa fabricó el primer modelo dotado con sistema eléctrico, algo que supuso la envidia de la industria automovilística de la época.

Durante toda la década de los 20, la casa continuó perfeccionando sus vehículos. En 1924, se imponen las bombas de grasa como sistemas de lubricación, en 1925 aparecen los herrajes de acero forjado y en 1926 nace el nuevo monocilindro de 350 centímetros cúbicos. Dos años más tarde, Harley-Davidson se convierte en la primera empresa en instalar frenos delanteros, algo que a pesar de ser una novedad fue recibido con cierto escepticismo por los motoristas de la época.

Con la llegada del crack del 29, las ventas de motos también se desplomaron y Harley-Davidson tuvo que centrarse en la fabricación de modelos adaptados a los nuevos tiempos. Aún así, fue una de las pocas marcas de motocicletas que sobrevivió a la Gran Depresión. El nuevo contrato que firmaron con el ejército durante la II Guerra Mundial les hizo vivir una segunda edad de oro que no tardó mucho en terminar.

En estos difíciles momentos influyeron los nuevos impuestos que el gobierno impuso a la exportación y a la imagen negativa que proyectaron desde Hollywood, donde se asociaba estas motos a conductores maleantes.

Una vez más, la empresa, cual ave fénix, renació de sus cenizas, siendo en la década de los 80 cuando recuperó su liderazgo y decidió explotar su propia personalidad al margen de sus competidores orientales.

Durante estos últimos años la casa se ha dedicado a mejorar los modelos existentes y crear algunos nuevos con los que ha vuelto a recuperar un reinado en el que las Harley generaron una auténtica revolución cultural que tuvo eco tanto en el mundo del cine, como de la literatura, los medios de comunicación y el arte.

Fuente: AMV seguros