Chip-Tuning en las motos

Según parece, cada vez más se está discutiendo sobre las posibilidades de chip-tuning, es como un eslogan muy popular, un boca a boca sin que haya muchas personas que realmente sepan que es. Consultando el tema en el internet es posible conseguir por ejemplo información en http://www.racechip.es/chiptuning o wikipedia que explica, que como chip-tuning se denomina el aumento de potencia de motores mediante modificación posterior de los parámetros de control del control electrónico del motor establecidos por el fabricante.

Los interesados que consideran mejorar la potencia de su vehículo mediante chip-tuning deben saber que el auténtico chip-tuning se realiza a través de la unidad de control del motor, introduciendo varias pequeñas modificaciones en el software original de la unidad de control del motor. A través de la suma total de las modificaciones mínimas de algunos valores como por ejemplo presión de carga, cantidad de combustible inyectada, par de giro, tensión de bomba etc. el cliente obtiene un máximo de aumento de rendimiento. Como quiera que cada una de las distintas posiciones solo tiene que ser modificada de forma insignificante para conseguir un resultado satisfactorio, el motor no sufre ninguna consecuencia y los distintos agregados no sufren ninguna sobrecarga.

Importante a este respecto es que se mantienen todas las funciones protectoras del motor montadas por parte del fabricante y que por la combustión que sigue garantizada y limpia no habrá ningún problema en el momento del control de emisiones. Por el mejoramiento del motor se puede reducir el consumo de carburante, por ejemplo circulando por las ciudades.

Hasta el momento se conoce muy poco que igualmente se puede aplicar el chip-tuning a motores de las motos, pero ya se ha iniciado un vivo intercambio de opiniones y experiencias en las distintas plataformas, aunque parece que en caso de las motos el chip-tuning funciona mejor con turbos, ya que allí se puede cambiar dos parámetros importantes del software del motor para el beneficio del rendimiento, que son la presión de carga y la cantidad del carburante inyectado además del momento de la inyección.

Considerando todos los detalles y comparando la relación entre gastos – y aumento de rendimiento, en caso de las motos lo más razonable es seguir hacer el tuning por la manera convencional y tradicional: aumento de la cilindrada etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *