El piloto AMV Jonathan Barragán despide la temporada internacional en Italia

· Una caída en la primera manga, cuando iba cuarto, lo relegó hasta la undécima posición
· El madrileño, tras realizar una carrera muy consistente, fue cuarto en la segunda manga

Este fin de semana, la localidad italiana de Franciacorta, ha sido la sede oficial, tras 23 años de ausencia, del Red Bull Fim Motocross de las Naciones. Con la bendición del secretario italiano de deportes Rocco Crimi, el evento ha cerrado oficialmente la temporada internacional del piloto AMV Jonathan Barragán.

Tras un buen comienzo, ya que fue octavo en los clasificatorios de ayer, el piloto madrileño, en la primera manga no pudo cerrar el ciclo con un buen sabor de boca y tuvo que conformarse con la undécima posición final. El piloto AMV, salió con mucha garra y enseguida se colocó tercero, pero a pesar de poseer muy buen ritmo, su rueda trasera se le fue del trazado provocándole una caída que le impidió poder seguir luchando por las primeras posiciones.

En la segunda manga, el piloto AMV no quiso perder la ocasión de demostrar, ante todo el mundo, el gran potencial que el madrileño esconde. Salió como un tiro, junto a los mejores, y al mando de su KTM y con un ritmo infernal, Barragán realizó una carrera muy consistente consiguiendo así un meritorio cuarto puesto. En cuanto a la clasificación general por naciones España ha sido duodécima.

Con la mirada puesta hacia al futuro, el piloto de AMV, la aseguradora de motocicletas, ha realizado su última carrera internacional a los mandos de la KTM. Próximamente disputará dos carreras del campeonato de España y un Supercross con la marca austríaca pero a partir de Noviembre, y bajo la atenta mirada de todos sus seguidores, Barragán cambiará el naranja por los colores verdes de la marca nipona Kawasaki, con la que espera poder conseguir grandes éxitos profesionales.

Jonathan Barragán (Piloto AMV): “Aun no estoy al 100% físicamente, con lo cual, cada carrera aun representa un reto añadido para mi. De todas formas, creo que podemos valorar positivamente los resultados conseguidos a lo largo de todo el fin de semana. En la primera manga ha sido una lástima perder la rueda trasera cuando estaba luchando por las primeras posiciones, iba tercero y me encontraba bastante cómodo pero me fui al suelo y luego ya no pude recuperar las posiciones perdidas. Así que tuvimos que conformarnos con la undécima posición. Afortunadamente, en la segunda manga las cosas han cambiado y después de realizar una carrera bastante consistente hemos podido ser cuartos. En cuanto a la clasificación general por equipos hemos terminado en la duodécima posición final. Aun nos quedan tres carreras nacionales, antes de empezar a trabajar de cara la próxima temporada, dos carreras del campeonato de España y un Supercross”.

Motocross de las naciones

El Motocross, disciplina nacida en los años 20, nunca ha dejado de crecer y tras 62 años de existencia, sigue en constante evolución. Al terminar la guerra, esta disciplina tomó otra dimensión gracias a la creación, ideado por la FIM, de un evento internacional, el cual, a través de los años, se convertiría en un clásico. “Motocross des Nations”, así es como se denomina, no ha faltado a su cita anual desde entonces.

El 20 de Julio de 1947 en el trazado holandés, The Hague, fue testigo de la primera edición de una competición que, por aquel entonces, estaba formada por la participación de tres nacionalidades: Holanda, Bélgica e Inglaterra. El Belga, Auguste Mingels, en aquella ocasión, se hizo con la victoria, aunque fueron los pilotos Bill Nicholson (BSA), Fred Rist (BSA) y Bob Ray (Ariel), integrantes del equipo nacional inglés, quiénes se alzaron con el primer título del Motocross de las naciones de la historia.

La segunda edición, celebrada en el circuito belga de Spa, vio engordar el número de naciones invitadas, de manera que, Francia, Suecia y Luxemburgo, sin ninguna intención de perderse la ocasión, se añadían a la fiesta internacional del Motocross. Nic Jansen, Marcel Cox y Andre Milhoux, integrantes del equipo belga, ofrecieron el preciado trofeo a todos sus compatriotas.

Quince naciones forman, actualmente, el clásico evento que consigue consagrarse año tras año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *